El subtitulado de actos en directo y contenidos audiovisuales es una medida de accesibilidad fundamental, no sólo para las personas sordas, sino también para toda la población que sufre algún tipo de pérdida auditiva.

Te contamos hoy diez cosas sobre esta técnica de accesibilidad.

  1. la Ley 27/2007 es la base legislativa que regula los medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas y con discapacidad auditiva, reconociendo su utilización como un derecho «fundamental y básico» de estas personas. Esta ley disponía también la creación del Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción.
  2. En Aragón, la Ley 5/2019 de derechos y garantías de las personas con discapacidad recoge también la exigencia de accesibilidad a través de medios de apoyo a la comunicación oral para todos los medios audiovisuales de la comunidad.
  3. Para que se pueda leer con comodidad, el subtitulado no puede tener más de dos líneas al mismo tiempo en pantalla. Cada línea puede tener un máximo de 37 carácteres, hasta un total de 70 carácteres en pantalla. Un subtítulo tiene que tener una duración mínima de un segundo, y máxima de seis. Se ha estimado que el espectador medio es capaz de leer tres palabras por segundo.
  4. La técnica más usada actualmente para subtitular los programas de televisión en directo es el rehablado. Consiste en que una persona (el rehablador) escucha lo que se dice en el escenario y lo repite frente a un micrófono conectado a un Reconocedor Automático del Habla. El rehablador adapta el contenido e incluye signos como puntos y comas, adaptando el contenido al «entrenamiento» previo que ha recibido la máquina.
  5. Para los actos en directo la estenotipia es la opción más fiel al mensaje transmitido. La estenotipia es un sistema de escritura rápida, realizada por un estenotipista a través de una máquina especial que genera directamente el subtitulado en pantalla en tiempo real.

La máquina de estenotipia posee 23 teclas y permite una escritura hasta cinco veces más rápida que el teclado normal de un ordenador.

  1. Plataformas como Youtube o Instagram. tienen ya incorporada la opción de generar subtítulos automáticos gratuitos. Es importante tener en cuenta que estos subtítulo no cumplen los estándares de calidad adecuados para accesibilidad y que, muchas veces, generan confusión.

Otras plataformas, como Tik Tok, están ya desarrollando aplicaciones para poder corregir los subtítulos en los programas de edición de vídeo. A la espera de que lleguen al mercado en lengua española, la versión en inglés ya permite a los creadores de contenidos ajustar y corregir los subtítulos generados automáticamente antes de colgar sus vídeos en la Red.

  1. En 2020, los canales de la Televisión Digital Terrestre ofrecieron la opción de visualizar subtítulos para casi el 86% de su programación. La Ley General de Comunicación Audiovisual de 2010 marcaba que este porcentaje debía ser del 75% para los canales comerciales y del 90% para los canales públicos.
  2. No es lo mismo el subtitulado genérico en una lengua que el subtitulado específico para accesibilidad de personas sordas. Este último incorpora información sobre el contexto y los efectos sonoros, de vital importancia para una comprensión adecuada del contenido.
  3. En Aragón, únicamente en la ciudad de Zaragoza hay cines que proyectan regularmente películas en Versión Original Subtitulada en Español (VOSE). En el resto de ciudades, son instituciones culturales, privadas y publicas, las que organizan estos pases esporádicamente.

En algunos grandes teatros aragoneses, las personas con prótesis auditivas pueden conectarlas a bucles magnéticos para una mejor recepción del sonido del espectáculo o proyección. Sin embargo, todavía hay muy pocos cines que dispongan de esta medida.

En definitiva, el séptimo arte en nuestra comunidad autónoma está muy lejos de ser accesible.

  1. El subtitulado permite una participación igualitaria no sólo a las personas sordas, sino a todas aquellas con alguna pérdida auditiva, siendo el único requisito una buena comprensión lectora. En nuestra comunidad, muchas personas mayores pueden seguir mucho mejor actos de interés como conferencias o ruedas de prensa a través del subtitulado. Además, es una herramienta de gran utilidad para todas aquellas personas con dificultades de comprensión de la lengua española.

Cuando organices un acto, planifiques una reunión de trabajo o hagas un vídeo para tu clase… asegúrate de que sea para todos y todas.

La Federación Aragonesa de Asociaciones de Afectados, Padres y Amigos de los Sordos, FAAPAS, proporciona servicios de subtitulado y accesibilidad en toda la comunidad aragonesa.